Invima aprobó medicamento hecho con Cannabis para controlar la epilepsia

A paso lento pero seguro la industria del Cannabis medicinal en Colombia está avanzando positivamente.

Hace pocas semanas y mientras en nuestro país se iniciaba la pandemia por covid-19, el invima aprobó el primer medicamento de grado farmacéutico denominado NEVIOT, hecho a base de Cannabidiol (CBD), un componente no psicoactivo de la planta de Cannabis, que mejoraría la calidad de vida de pacientes con epilepsia.

Hoja de Cannabis
Foto por @lagartoviejo

La empresa que innovó su oferta

Este fármaco fue desarrollado y es producido, por el laboratorio farmacéutico PROCAPS y surge como solución a la necesidad de tratar de forma alternativa y sin tantos efectos secundarios, diversas patologías, como la epilepsia refractaria o farmacorresistente en niños y jóvenes, contribuyendo a la disminución de las convulsiones hasta de un 50%, ayudando a mejorar la calidad de vida en pacientes con síndrome de Dravet y Lennox Gastaut.

cápsulas de medicina
Imagen tomada de Pixabay

La empresa con sede en la ciudad de Barranquilla, tiene 40 años de trayectoria en el mercado y actualmente, es la única planta en Latinoamérica en tener un importante certificado llamado FDA (Food & Drug Administration) emitido por la agencia del gobierno de Estados Unidos, departamento encargado de regular los medicamentos, cosméticos y alimentos.

Esta noticia hace que nuestro país tenga una ventaja significativa en comparación a otros países de Latinoamérica que no producen, ni comercializan este tipo de fármacos y en palabras de Yan Guzmán, director de la sección farma de Procaps, con este avance se puede aprovechar los beneficios del Cannabis medicinal para potenciar una nueva economía, que sirva para mejorar el bienestar de los pacientes afectados por diferentes enfermedades.

 

¿Qué es la epilepsia y cómo afecta a los colombianos?

Lo primero que debes entender, es que la epilepsia es una trastorno neurológico crónico, provocado por el aumento de la actividad eléctrica anormal de las neuronas, en ciertas zonas del cerebro que derivan al desarrollo de crisis recurrentes, como, alteraciones en el movimiento, comportamiento, la conciencia y sensaciones de las personas.

Neurotransmisores
Imagen tomada de Pixabay

La epilepsia refractaria es cuando estas crisis son más frecuentes y el tratamiento anticonvulsivante no tiene el efecto deseado; durante el tratamiento aparecen los efectos secundarios que limitan al paciente a llevar una vida acorde a sus capacidades físicas y mentales. Según cifras de la Organización Mundial de Salud (OMS), la epilepsia afecta en promedio a 650.000 colombianos, es decir, el 1,3 % de la población, padece esa condición y de esas el 30% sufre de epilepsia refractaria.

Un reconocimiento para las fundaciones Colombianas

Integrantes fundaluva
En honor a su hija, Inés Cano creó la Fundación Luna Valentina. Imagen tomada de Facebook.

Cabe destacar, que, aunque la industria farmacéutica obtuvo este logro, en Colombia hay varias fundaciones y colectivos como: Fundaluva, Thani Colectivo de pacientes en la ciudad de Medellín, la Fundación cultivando esperanza en la ciudad de Pereira,  Mamá cultiva, entre otras, que llevan varios años, investigando, desarrollando y produciendo medicina y aceites a base de CBD  acompañados de un equipo médico y científico.

Algunas de estas fundaciones, impulsaron la aprobación del proyecto de ley 80 del 2014 que ahora es la ley 1787 de 2016, en la que se creó un marco regulatorio que permite el acceso seguro e informado al uso médico y científico del cannabis y sus derivados en Colombia.

Pacientes Fundación cultivando esperanza
Directora y pacientes de la Fundación cultivando esperanza. Imagen tomada de Instagram.

 

 

 

Durante su trayectoria, estas fundaciones han podido ver el progreso de cada uno de sus pacientes y dan fe que el cannabis medicinal ha mejorado y salvado las vidas de muchos pacientes.

Como también, brindan acompañamiento a sus familiares o cuidadores para que aprendan de esta medicina alternativa.

Finalmente, aunque esto representa un logro para el sector farmacéutico y la industria del cannabis medicinal en Colombia, no debemos pasar por alto el trabajo que muchas fundaciones realizan día a día para mejorar la vida de sus pacientes, con amor y esperanza.

 

 

 

La Guía 4.20 incripción

 

Deje su comentario